Latinos Unidos de NJ. Latino Newspaper in NJ. Hispanic newspaper, periodico latinos unidos. periodico hispano en nj. Best latino newspaper in nj

“Un monstruo anda suelto” Parte 3

Por: Juan Guarin

Embajadores de la Comunidad.

 

Transcurre el año 1991, una calurosa tarde del mes de Noviembre en la ciudad capitalina de Bogotá-Colombia. Papa y yo buscamos nuestras sillas en la majestuosa Plaza de Toros llamada “La Santamaria” al tiempo que más y más gente llega para ocupar su puesto en las graderías de dicho lugar. A lo lejos es posible distinguir la voz de vendedores de palomitas de maíz, sodas, cojines, recordatorios, y por supuesto, dulces. Se percibe casi de inmediato en la atmosfera una sensación de entusiasmo que se mezcla con la expectativa y la tensión de ver el mejor espectáculo posible. Los aficionados quieren un show digno de recordar en sus años postreros.

 

Es la primera vez que papa asiste a aquel lugar y, de paso, la mía también. Se inicia la apertura previa al evento y la gente se emociona, la fiesta no podía ser más colorida y emotiva, nombres de reconocidos toreros de clase mundial se mencionan en todos los carteles y toros de las mejores castas son anunciados por altoparlante mientras una parte de los protagonistas de esta cita taurina desfilan por el centro de la arena, “los toreros”, aquellos que con diestra habilidad y elegancia burlaran la muerte y el enviste de aquellos majestuosos animales con amenazantes cornamentas y quienes serían, de paso, los otros protagonistas de aquella tarde de noviembre, “los toros”.

 

Solo, y hacia el centro de la arena, camina con gallardía el primer matador de la tarde vestido elegantemente con su traje de luces y acompañado con una capa de colores vivos que lleva en su mano derecha. Acto seguido, ocupando el lugar que le correspondía en el ruedo, tomaría una gran bocanada de aire y se pararía fijo mirando a la puerta por donde, en solo algunos instantes, saldría su contrincante. El silencio era abrumador, cerca de 15.000 corazones latiendo expectantes a que saliera al ruedo aquel primer ejemplar del día. A pesar de no entender mucho de lo que estaba pasando, recuerdo perfectamente el momento en que sonaron las trompetas y las puertas del vestíbulo se abrieron, aquel imponente toro salió con todo su ímpetu a envestir y lastimar lo que se encontrara en su camino.

 

¡Ole! ¡Ole! ¡Ole! corean al unísono todos los asistentes a “La Santamaria” mientras en aquella arena se desata una guerra sin cuartel, una guerra a matar o morir, donde un mínimo error podría ser el último, y quizá, la diferencia entre la vida y la muerte…

 

Amigo lector, al igual que en la arena de aquella plaza, usted libra una batalla diaria, y probablemente siente que la está perdiendo; en esta oportunidad seguiremos hablando y descubriendo el “modus operandi” del enojo y seguiremos analizando su raíz que, como veíamos en la última entrega, se esconde sutilmente en nuestros pensamientos más profundos a la espera de ser liberado. Tal vez parte del problema ha sido el haber creído a mentiras que ha escuchado de la sociedad, familiares, amigos o que simplemente son parte de la cultura y que lo han llevado a ver la vida de una forma distorsionada.

 

A menudo se suele creer la mentira de que -la situación que está pasando es un castigo del cielo- y que Dios ha derramado su furia por algo que hizo en el pasado, muchos lo llamaran karma también. La verdad, estimado amigo, es que toda decisión que tome en esta vida traerá consigo consecuencias buenas o malas, pero de allí a que toda situación mala es un castigo son dos cosas diferentes y aparte, pero que lamentablemente, ha sido tomada como cierta en nuestra sociedad trayendo consigo los efectos de la auto condenación y del juicio. Parte fundamental de esta vida son los problemas y saberlo lo liberara de la carga del pasado y de la amargura; sepa que las adversidades lo hacen a usted, por el contrario, más fuerte y más sabio.

 

Quizá también ha creído la mentira de que -no merece ser amado o exitoso- y lo ha llevado a asumir un papel de victima y de pensar que el tener éxito es definitivamente para otros y no para usted. Pero permítame, antes de seguir avanzando, hacerle una pregunta: ¿quién le dijo que el éxito se determina por el dinero que tiene en el banco o por la fama que tiene en las redes sociales? Hay ricos muy miserables como también pobres que lo tienen todo. Nadie puede determinar que tan exitoso es usted, eso es algo que solo usted mismo puede decidir, solo mire alrededor suyo y se dará cuenta que en realidad es millonario, valore lo que tiene y decida tener éxito solo por hoy, un día a la vez; no se deje atormentar más preguntándose si merece ser amado o no, simplemente decida amar, solo por hoy, un día a la vez.

 

Tal vez el engaño que lo ha hecho estar enojado tanto tiempo viene de concluir que -mi futuro depende de la habilidad que tenga para conservar mi trabajo- y se ha sentido frustrado, atrapado y que sus alas han sido rotas porque ya no se permite soñar con algo mejor, viviendo así una vida rutinaria e infeliz. Le puedo asegurar que no tiene nada que ver con su trabajo, su futuro no depende de su trabajo, solo de usted; su felicidad no depende de su trabajo, solo de usted. Lo que haga cada día determinara su futuro, no se enfoque en el pasado porque sencillamente “ya paso” no hay nada que pueda hacer para cambiarlo, pero tampoco se enfoque en el futuro, no esta en sus manos, lo único que tiene es el hoy, es el ahora y de acuerdo a como lo administre determinara su futuro.

 

¿Sabe cómo termina la historia de aquella tarde de Noviembre? mientras el combate se desarrollaba, el torero dio paso al picador, alguien quien entra montado a caballo con una lanza larga que termina en una especie de punza que clavan en el lomo del toro para apaciguarlo mediante el dolor, y este dio paso a otro animador de la tarde, aquel que colocaría las banderillas, una suerte de arpones que se clavan a lado y lado del animal para reavivarlo hasta llegar al final del show donde el matador da una estocada fatal al toro con una espada.

 

Quizá sienta que su vida ha sido como la de aquel toro en donde este mundo no ha sido grato con usted, donde ha sentido que cada golpe de la vida le ha lastimado profundamente y donde la vida no le ha tratado con justicia, quizá cada mentira que ha creído ha sido como aquellos pases de capota que todos ven menos usted, quizá ha envestido con fuerza para lastimar a alguien y al final ha sentido que le han dado una estocada al corazón. Tal vez, mi amigo, ha peleado del lado equivocado toda su vida, probablemente debería ponerse del lado de aquel que dirige la corrida, que esquiva con gracia los ataques impetuosos y camina con elegancia en medio de la arena. El ruedo representa el día a día, usted decide si vivir como toro o como torero, como cazador o cazado, solo usted puede hacer que su enojo cambie y se transforme en gozo y alegría. Que Dios lo bendiga.

Latinos Unidos de NJ

PO BOX 1082

Jackson, NJ 08527

Tel: 732-534-5959

Fax: 732-987-4677

© 2017 Latinos Unidos de NJ. All Rights Reserved. Website Design by Gil Cruz