Neumonía neumocócica

y la vacuna para prevenirla

A medida que avanza el invierno, se presentan cada vez más los casos de resfriados e influenza. Si visitamos un lugar público o donde hay muchas personas, seguramente habrá quienes estén tosiendo o estornudando.

 

Un caso no tan común, pero sí peligroso, es la infección con Streptococcus pneumoniae, o neumococo, una bacteria que puede causar neumonía y por consiguiente la muerte, especialmente entre personas de edad avanzada o con un débil sistema inmunológico.

 

Existen 92 serotipos capsulares distintos de dicha bacteria, pero no todos causan neumonía, sólo los 10 más comunes. La bacteria vive en la nariz y faringe de las personas, incluso las que no están enfermas, y se contagia por gotitas expulsadas cuando la persona tose o estornuda.

 

El neumococo puede causar, entre otras enfermedades, neumonía, bacteremia y meningitis. De estas tres, la neumonía es la más común. En los Estados Unidos, cada año aproximadamente 175,000 personas son ingresadas al hospital por neumonía, y 5-7 de cada 100 de estos pacientes mueren a causa de esta enfermedad. Las probabilidades de fallecer aumentan entre las personas de edad avanzada y personas débiles que sufren otras enfermedades como bronquitis crónica, fumadores o con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (COPD, pos sus siglas en inglés).

 

Entre los pacientes con neumonía, 1 de cada 3 ó 4 desarrollan bacteremia, que sucede cuando la bacteria entra al flujo sanguíneo y llega a todo el cuerpo. Cada año se presentan más de 50,000 casos de bacteremia. Aunque la infección es más común entre niños menores de 2 años, la tasa de mortalidad es más alta entre las personas de edad avanzada: 6 de cada 10 ancianos con bacteremia mueren a causa de esta infección; mientras que sólo 1 de cada 5 niños menores de 2 años con bacteremia mueren a causa de la infección.

 

Entre los pacientes con meningitis, 1 de 5 casos es por causa del neumococo. La meningitis se caracteriza por la inflamación de las meninges (membranas de tejido conectivo que cubren todo el sistema nervioso central). Cada año se presentan entre 3,000 y 6,000 casos de meningitis causadas por esta bacteria, afectando principalmente a niños menores de 1 año. La mortalidad de esta enfermedad entre los adultos de edad avanzada es alta, causando la muerte de 8 de cada 10 pacientes.

 

Como vemos, la infección por neumococo es seria y puede poner en riesgo la vida. En los Estados Unidos, cada año más personas mueren de neumococo que de todas las demás enfermedades prevenibles con vacuna juntas. Lo triste es que más de la mitad de estas muertes es entre adultos a quienes se les recomendó vacunarse contra el neumococo (Pneumovax).

 

La vacuna se administra en una sola dosis a personas mayores de 65 años. Una segunda dosis podría ser necesaria para las personas que recibieron la primera dosis antes de los 65 años o que tienen 65 años y recibieron la vacuna hace más de 5 años.

 

¿Quiénes deben vacunarse contra el neumococo?

Según los Institutos Nacionales de la Salud, las siguientes personas deben recibir la vacuna Pneumovax:

  • mayores de 65 años,
  • con anemia falciforme (sickle cell disease),
  • a quienes les hayan extirpado el bazo,
  • que viven en residencias para personas mayores o de cuidado a largo plazo,
  • con débil sistema inmunológico (con VIH/SIDA, que toman fármacos corticosteroide como prednisona, que han recibido un trasplante de órgano, etc.),
  • que toman inmunopresores (con artritis reumatoide, que han recibido un trasplante de órgano, sufren de una enfermedad autoinmune, etc.), y
  • mayores de 2 años en alto riesgo (con enfermedad cardiovascular, pulmonar o renal, diabetes, alcoholismo, cirrosis, etc.)

 

Tipos de vacuna antineumocócica:

  • Vacuna polisacárida (23 valente que cubre 23 serotipos). No sirve para menores de 2 años. Puede usarse en niños mayores y adultos con alto riesgo de padecer enfermedad neumocócica; incluso aunque hayan recibido la vacuna conjugada de pequeños.
  • Vacuna conjugada (7 valente). Son las que se deben usar en niños pequeños, menores de 2 años (en una serie de vacunas a los 2, 4, 6 y 12-15 meses de edad). Aunque también puede ponerse en niños mayores y adultos con factores de riesgo.

 

Las vacunas son fáciles de conseguir y nos protegen contra muchas enfermedades. Durante su próxima revisión médica anual, pregúntele a su médico cuáles son las vacunas recomendadas para usted y hágase el firme propósito de ponérselas. Tenga una larga y sana vida libre de infecciones ¡vacúnese!

 

La Dra. Raksha Joshi es doctora en jefe y directora médica de Monmouth Family Health Center,
en Long Branch.

Latinos Unidos de NJ

PO BOX 1082

Jackson, NJ 08527

Tel: 732-534-5959

Fax: 732-987-4677

© 2017 Latinos Unidos de NJ. All Rights Reserved. Website Design by Gil Cruz